fbpx

Vitaminas de la kombucha


La kombucha es una bebida probiótica que tiene vitaminas y muchas propiedades beneficiosas para la salud.

Uno de los beneficios más reconocidos de la kombucha es que contiene vitaminas. Sin embargo, según la ciencia nutricional, esta cantidad de vitaminas no es lo suficientemente grande como para ser efectiva.

Entonces, ¿cómo es posible que la kombucha pueda aportar beneficios si tiene unos niveles bajos de vitaminas?

Esa es la pregunta clave. Así pues, en esta publicación vamos a intentar responderla, teniendo en cuenta cómo nuestro cuerpo usa los micronutrientes (vitaminas) que le suministramos.

La kombucha en comparación a otras bebidas

En primer lugar, vamos a comparar esta bebida probiótica con otras bebidas que contengan vitaminas.

En el caso de la kombucha, según este estudio científico, contiene las siguientes cantidades de micronutrientes:

  • Vitamina B1: 0.74 mg mL-1
  • B6: 0.52 mg mL-1
  • B12: 0.84 mg mL-1
  • C: 1.51 mg mL-1

¿Qué significan estas cantidades? Para poder comparar y entenderlo mejor, el mismo estudio dice que la leche contiene:

  • Vitamina B1: 0.45 mg mL-1
  • B12: 2.7 mg mL-1
  • C: 1.8 mg mL-1

Comparando los micronutrientes que están presentes en ambas bebidas, podemos ver que la kombucha tiene más vitamina B1. Por otro lado, la leche tiene más vitamina B12 y C, aunque la diferencia no es muy grande.

Se dice que la leche tiene muchas vitaminas y que es muy buena para el crecimiento de los niños. Entonces, según los resultados del estudio, la kombucha no se queda atrás. Por eso es un alimento saludable. No pretende ser un suplemento alimenticio.

Comparación con el zumo de naranja

Siempre se ha dicho que el zumo de naranja contiene mucha vitamina C. Varios estudios afirman que el zumo comprado en una tienda contiene entre 0.22 y 0.54 mg mL-1. Esto significaría que la kombucha contiene de tres a seis veces más de vitamina C que el zumo de naranja. Es sorprendente, ¿verdad?

En cuanto al azúcar, la kombucha es una mejor alternativa. Contiene diez veces menos que algunas marcas de zumo de naranja.

Algunos zumos tienen unos 27g de azúcar por vaso, ¡es mucho! La kombucha, en cambio, tiene unos 2g por vaso. O incluso menos. Haciéndola en casa se puede controlar todavía más la cantidad de azúcar.

Suplementos alimenticios

A pesar de los resultados, los niveles de vitaminas de la kombucha son muy bajos si los comparamos a los suplementos. Por ejemplo, existen complejos vitamínicos de B12, y en un segundo te tomas una dosis de 100mg. O pastillas de 250mg de vitamina C.

A su lado, parece que la kombucha no tenga nada que hacer. ¿Pero crees que tu cuerpo puede aprovechar la totalidad de estas cantidades?

Nuestro organismo llega hasta cierto punto. No se puede llegar a aprovechar del todo. En mi opinión, este tipo de suplementos son una pérdida de tiempo y dinero. Respeto la decisión de quien quiera tomarlos, pero yo prefiero no hacerlo.

NOTA: Este artículo refleja mi opinión personal. Claro que en casos de enfermedades o deficiencias graves, ciertos suplementos pueden ofrecer grandes beneficios. Ante cualquier duda o problema, debes acudir a un médico o especialista.

Consejos nutricionales

Por un lado, muchos nutricionistas y profesionales de la salud a menudo recomiendan los suplementos y vitaminas en forma de píldoras.

Consideran que es la forma más eficiente de aportar micronutrientes al cuerpo.

Sin embargo, otra opinión se expande cada vez más. La idea de consumir alimentos reales, para que el organismo aproveche sus nutrientes.

Esto significa que a tu cuerpo le cuesta asimilar vitaminas aisladas. Es mucho mejor obtener nutrientes de los alimentos que contienen esas vitaminas.

kombucha vitaminas y suplementación

Tiene sentido, ¿verdad?

¿Los suplementos son un timo?

No parece muy lógico pensar que una dieta con alimentos procesados y suplementos sea la más saludable. En lugar de eso, considero una mejor opción comer alimentos frescos cultivados de manera sostenible por agricultores locales.

Por otro lado, hay quien piensa que las píldoras y la suplementación es puro negocio. La gente cree que puede conseguir grandes cambios y pagan por ello.

De todos modos, cualquier opinión es respetable. Decide por ti mismo, ¡haz lo que mejor te parezca para sentirte bien!

Necesitamos las vitaminas

La cuestión no es qué cantidad de vitaminas tiene un vaso de kombucha, sino en qué forma están presentes. Y con qué frecuencia se consumen.

Muchos estudios han demostrado que la fermentación hace que las vitaminas y los minerales esenciales sean más fáciles de absorber por el cuerpo.

En los últimos tiempos, los constituyentes de los alimentos se han dividido de esta forma:

  • Macronutrientes: proteína, grasas y carbohidratos.
  • Micronutrientes: vitaminas y minerales.

Los micronutrientes no son producidos por el cuerpo humano, pero son necesarios para llevar a cabo muchas funciones metabólicas.

Pero aún hay algo que no se sabe del todo a ciencia cierta. ¿Qué aportan los alimentos reales más allá de sus nutrientes? Son necesarios, pero no se sabe hasta qué punto.

Todo lo que necesitamos para alimentarnos se encuentra en el planeta Tierra. Los nutrientes se encuentran en alimentos completos, que están disponibles en cualquier ecosistema.

En cambio, los hábitos de consumo en la sociedad actual hacen que mucha gente tenga peor salud. También somos más susceptibles al cáncer y otras enfermedades degenerativas.

Además, hay otros factores como la contaminación o el cambio climático que empeoran la situación. Esto hace que se generen alimentos cada vez menos nutritivos.

Conclusión

En resumen, las vitaminas que contienen los alimentos son las más fáciles de asimilar. Si vas tomando kombucha durante un periodo de tiempo, estarás suministrando vitaminas a tu organismo.

Tu cuerpo podrá aprovecharlas de inmediato. Al tomar pequeñas dosis durante un largo periodo, el efecto será muy beneficioso.

Así pues, es correcto decir que la kombucha contiene vitaminas. No están presentes en grandes cantidades, pero sí lo suficiente como para ayudar al cuerpo. Especialmente cuando se toma a largo plazo. Cuanto más tiempo tomes kombucha, ¡más beneficios notarás!

En conclusión, la decisión depende de cada persona. Puede que notes inmediatamente mejoras en tu salud, como una mejor digestión. O puede que tardes más en notarlos, como la pérdida de peso o la mejora de la piel.

De todas formas, no todo el mundo experimenta los mismos beneficios. Cada persona es un mundo. Al fin y al cabo, la kombucha está buenísima… eso ya es motivo suficiente para tomarla, ¿no?

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

portada guía para hacer kombucha en casa

¡Comparte en tus redes sociales!

5 RAZONES PARA HACER KOMBUCHA EN CASA

Consigue GRATIS la guía para saber por qué hacer kombucha casera en vez de comprarla en las tiendas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *