fbpx

TOP #5 Usos del vinagre de kombucha

¿Alguna vez has oído: «la kombucha sabe a vinagre»? Con este post aprenderás los 5 mejores usos para cuando la kombucha tenga un sabor demasiado ácido.

Si se deja fermentar la kombucha durante mucho tiempo (entre 30-60 días), el líquido resultante será cada vez más ácido. Finalmente se convertirá en vinagre de kombucha.

Es demasiado ácido, tiene un sabor tan avinagrado que resulta desagradable aunque tengas el estómago de hierro.

Cuando prepares kombucha en casa, puede ser que alguna vez te olvides algún lote fermentando por más tiempo de lo normal. En este caso podrías acabar teniendo vinagre.

Pero no te preocupes, ¡no tendrás que tirarlo! De hecho, puedes utilizarlo para otras cosas muy interesantes que te cuento en este post.

¿Qué es el vinagre?

¡Empecemos por el principio! Todos sabemos lo que es el vinagre. Pero antes de entrar en materia, está bien contextualizar un poco, ¿no crees?

El vinagre se ha estado usando desde hace 10.000 años como aliño, conservante y tónico para la salud. Se puede elaborar de varias formas. Por lo general, se fermentan en alcohol los azúcares naturales de las uvas, la malta o el arroz.

Las levaduras juegan un papel clave en este proceso. Porque las bacterias consumen el alcohol y lo convierten en ácidos saludables, incluido el ácido acético. La kombucha, como el vinagre, es un fermento de ácido acético.

El vinagre es muy conocido por tener variedad de usos: desde el tratamiento de heridas, hasta la limpieza y el aderezo de ensaladas. Es muy versátil y útil.

¿Qué es el vinagre de kombucha?

La kombucha «normal» para beber contiene aproximadamente un 1% de ácido acético. Por otro lado, el vinagre promedio (de sidra de manzana o blanco) tiene un 5%. Queda claro que la kombucha es mucho menos ácida y menos concentrada.

El ácido acético, creado por las bacterias durante la fermentación, es el responsable del punto de acidez que tiene la kombucha. Así como de algunos beneficios.

El vinagre de kombucha contiene más ácido acético que la kombucha normal. Sin embargo, la cantidad exacta depende de muchos factores. Por ejemplo el tiempo de fermentación, la cantidad de azúcar, etc.

Se estima que el vinagre de kombucha contiene aprox. un 2% de ácido acético, el doble que la kombucha normal.

Hay otras diferencias entre la kombucha y el vinagre. La más obvia es que es agradable para beber directamente. Además, contiene una amplia variedad de ácidos y vitaminas saludables.

Otro aspecto fundamental que diferencia a la kombucha del vinagre es el ácido glucónico. Se trata de una forma genial de extraer toxinas del cuerpo. También imparte un sabor dulce e inhibe el amargor.

Cómo hacer vinagre de kombucha

Si aún no tienes un poco de kombucha que lleve mucho tiempo fermentando, el vinagre de kombucha es muy fácil de hacer.

Simplemente deja un lote de kombucha fermentando por un tiempo prolongado, hasta que se consuma todo el azúcar. Sabrás que ya se ha consumido por completo cuando tenga un sabor realmente amargo y ácido.

Usos del vinagre de kombucha

Cuando se haya convertido en vinagre, podrás darle alguno de los siguientes usos. Aquí he recogido los 5 que me han parecido más interesantes, en base a mi experiencia.

Puedes seguir alguna de las recetas que te propongo. O que te sirvan a modo de idea. Si se te ocurre alguna otra forma de aprovecharlo, ¡dímelo en la sección de comentarios!

1. Lavar el pelo

Este es un secreto de belleza de muchas celebrities. Consiste en eliminar los residuos acumulados de productos artificiales en el cabello con un enjuague natural de vinagre.

El ácido acético atraviesa la suciedad, generando un brillo natural. El vinagre de kombucha es más suave para el cabello que el vinagre normal, pero igual de efectivo. Puedes usarlo como un tónico para el cabello después del shampoo.

Yo uso el vinagre de kombucha directamente sobre mi pelo, pero también sigo usando el shampoo. Después de enjuagar el shampoo, aplico el tónico capilar de kombucha directamente en el cuero cabelludo.

Entonces me aseguro de repartirlo por toda la superficie, retiro el exceso y lo dejo secar. El olor se va rápidamente cuando se seca el pelo.

¿Cómo hacerlo?

Si consideras que el vinagre de kombucha es demasiado intenso para tu cuero cabelludo, puedes diluirlo con agua. También puedes añadirle hierbas para conseguir un agradable aroma.

Hay un par de formas diferentes para añadir las hierbas al vinagre de kombucha:

  • Puedes ponerlas directamente y dejarlo reposar durante una o dos semanas. De esta forma se descompone la planta y la kombucha absorberá las hierbas. Después puedes colarlo y guardarlo en una botella al lado de la ducha, listo para usarse.
  • Otra forma consiste en sumergir las hierbas en agua caliente durante 20 minutos, o en agua fría durante 24 horas. Pasado este tiempo, filtra el líquido y añádelo al vinagre de kombucha. ¡Y ya está! Puedes experimentar con las cantidades, pero empieza probando con un 50% de vinagre de kombucha y un 50% de agua.

2. Tónico facial

El vinagre usado en la piel tiene un efecto tonificante, ya que fomenta la regeneración celular al estimular los pequeños capilares debajo de la piel.

El ácido débil disuelve suavemente los enlaces que mantienen unidas las células muertas de la piel. De esta forma se produce un efecto natural exfoliante.

Debido a que el vinagre de kombucha se encuentra en una concentración más baja que el vinagre normal, este tónico se puede usar diariamente.

Sus suaves propiedades antisépticas reequilibran el pH natural de la piel. Así se previene el desequilibrio de bacterias que podrían provocar acné.

Si tienes la piel sensible, este tratamiento puede ser un poco irritante. Si te preocupa, prueba primero a ponerte solo un poco en una pequeña zona de la piel de la mano, antes de aplicarlo en la cara u otras zonas más delicadas.

RECETA – Tónico facial de rosa y lavanda

  • Añade 1 cucharada de flores de lavanda y 1 cucharada de pétalos de rosa a 2 tazas de vinagre de kombucha.
  • Déjalo reposar durante 2 semanas.
  • Usa un colador para colar las flores.
  • Aplica el tónico facial a un poco de algodón y frótalo suavemente contra la piel de la cara.
  • Puedes usarlo diariamente.

3. Líquido de limpieza

La mayoría de los productos de limpieza que se pueden comprar en las tiendas tienen imágenes de calaveras y huesos cruzados en las etiquetas. Con el vinagre de kombucha tienes una alternativa natural.

El vinagre tiene una larga historia también para la limpieza. A continuación te muestro una lista con algunas de las formas en que se puede usar el vinagre de kombucha para la limpieza del hogar:

  • Puedes ponerlo en una botella de spray y aplicarlo en cualquier superficie. Limpia con un paño suavemente, no hace falta enjuagar. También puedes añadir al vinagre de kombucha un par de gotas de aceite de lavanda. Así obtendrá propiedades contra los microbios y un agradable aroma.
  • Añade media taza de vinagre de kombucha cuando pongas una lavadora, para conseguir que los colores sigan siendo vivos y suavizar la ropa.
  • Puedes usarlo para limpiar la cafetera o el lavaplatos. Añade un poco de vinagre de kombucha durante un ciclo de funcionamiento, y quedará limpio por dentro.
  • Para limpiar el microondas: llena un bol con mitad agua y mitad vinagre de kombucha. Caliéntalo en el microondas, después pasas un paño y quedará limpio.
  • Para desatascar el desagüe. Puedes verter bicarbonato de sodio en el desagüe, y a continuación el vinagre de kombucha. Cuando pare de salir espuma, enjuágalo con agua caliente. Repite el proceso hasta que se afloje la obstrucción.

4. Aderezo para ensaladas

El vinagre de kombucha se puede mezclar con cantidad de hierbas, ajo o especias, para crear aderezos muy sabrosos.

Mi recomendación es que añadas tus hierbas favoritas al vinagre de kombucha, y lo dejes reposar durante un par de semanas. Pasado este tiempo, lo puedes colar y ya estará listo para combinar con tu aceite favorito, sal y especias, para aliñar cualquier ensalada.

RECETA – Vinagreta de mostaza

  • Media taza de vinagre de kombucha
  • 2 cucharadas de romero, orégano, salvia, perejil y menta (hierbas frescas, bien picadas)
  • 1 cucharadita de mostaza molida
  • 1 diente de ajo (o 1 cucharadita de ajo en polvo)

Instrucciones:

  • Pon las hierbas en la taza de vinagre de kombucha y déjalo reposar.
  • Haz una mezcla que sea ¼ de vinagre de kombucha y ¾ de aceite de oliva virgen extra, 1 cucharadita de mostaza molida, 1 diente de ajo bien picado, sal y pimienta al gusto.
  • Si la mezcla es demasiado ácida, puedes añadir una pizca de azúcar.
  • Remueve bien los ingredientes hasta que se combinen, ¡y ya puedes aderezar tu ensalada!

5. Marinar

Puedes marinar la carne o el tofu, por ejemplo, para darle más sabor y descomponer las fibras resistentes de la carne.

Los ácidos como el zumo de limón, el vinagre o el vino funcionan bien para llevar a cabo este proceso. Para cortes de carne de menos calidad que suelen ser más duros, el marinado es un aspecto clave.

La carne puede estar marinando durante varias horas o durante la noche, pero para carnes tiernas, con unas pocas horas es suficiente.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído este ebook

CONSIGUE GRATIS EL EBOOK PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera

7 comentarios en “TOP #5 Usos del vinagre de kombucha”

    1. Hola Vivian!

      Gracias por tu pregunta. Esto depende de la cantidad de kombucha que vayas a preparar.

      Por ejemplo, si quieres hacer 4 litros, puedes usar 12 vasos de agua (unos 2’4 litros) junto con 2-3 cucharadas de té negro de hojas sueltas. Para más información, te aconsejo que eches un vistazo a la guía completa para hacer kombucha en casa. Puedes verla aquí.

      Un saludo!

  1. Saludos! Tengo un scobie que deje tapado y con liquido de kombucha, me olvide de el y cuando lo vi habia practicamente bsorbido todo el te y tenia como un bongo verde encima. Me podras decir si se contamino y no sirve. Gracias

    1. Hola Brenda! Gracias por tu comentario.

      Lo del hongo verde no tiene muy buena pinta, la verdad… En estos casos, mi consejo es que lo tires y vuelvas a empezar el proceso con un nuevo scoby, para evitar cualquier posible problema.

      Si quieres una opinión más precisa, envíame foto del scoby a hola@tedekombucha.com y así podré ver su estado.

      Un saludo!

  2. Pingback: Cómo hacer vinagre a partir de Kombucha | Fermentación acética

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *