fbpx

¿Se puede tomar kombucha cada día?

Mucha gente me pregunta: ¿cuánta kombucha debo tomar? ¿Se puede beber cada día? En este post vamos a ver cuáles son las ventajas y desventajas de tomar kombucha a diario.

La kombucha es reconocida por sus beneficios para la salud. Por ejemplo: ayuda a la digestión, mejora el sistema inmune y tiene efecto détox. Además, tiene un sabor delicioso y es muy refrescante.

Por otro lado, esta bebida probiótica cada vez se puede encontrar en más tiendas. Incluso es súper fácil de hacer en casa. ¡Es normal que quieras tomarla cada día!

Mejora la digestión

Uno de los principales beneficios de la kombucha es que te ayuda a hacer la digestión, sobre todo si la tomas de forma habitual.

En nuestro cuerpo tenemos multitud de bacterias buenas que se encargan de la digestión. La kombucha contiene microorganismos que facilitan el proceso. Es decir, ayuda a que el cuerpo esté en equilibrio.

De este modo, puedes evitar problemas como la diarrea, el malestar estomacal o las náuseas. Mucha gente decide tomar kombucha para tener una mejor digestión de forma natural. Pienso que es una buena idea.

Sin embargo, ten en cuenta que la kombucha no es un medicamento, ni una bebida milagrosa. No debes sustituir la medicación por la kombucha, ante todo sigue los consejos de un médico.

Contenido de azúcar

Hoy en día muchas personas se preocupan por el consumo de azúcar. En mi opinión esto es algo bueno, ya que el exceso de azúcar es perjudicial para la salud.

Uno de los ingredientes básicos de la kombucha es el azúcar. Pero en realidad, la mayor parte desaparece durante la fermentación. Es decir, al final solo queda una cantidad residual.

Así pues, la kombucha es una bebida baja en azúcar.

Alternativa a los refrescos azucarados

La mayoría de sodas tienen una gran cantidad de azúcar. Aunque sean versión “light” o “zero”, siguen estando llenas de ingredientes artificiales.

La kombucha, en cambio, es muy baja en azúcar y es totalmente natural. En mi opinión, es la mejor alternativa a este tipo de refrescos.

En lugar de tomar una Coca-Cola a la hora de comer, me tomo una kombucha fresquita. ¡Es genial!

Contenido de gas y cafeína

La kombucha es una bebida gaseosa. Esto no es nada malo, a mí me encantan sus burbujas y el refrescante sabor.

Pero si te sientan mal las bebidas con gas, te aconsejo que no tomes demasiada kombucha. Al fin y al cabo, lo esencial es que aprendas a escuchar a tu cuerpo. Si notas el estómago hinchado por el gas, mejor toma menos kombucha.

En cuanto a la cafeína, está presente en la kombucha debido al té. Entiendo que hay gente que prefiere evitar el consumo de cafeína,¡ pero hay una solución!

Con la kombucha casera, puedes hacer kombucha descafeinada, de forma natural. Tienes varias opciones muy fáciles:

  • Usa una mezcla de té. Puedes usar un 80% de té verde o blanco, y solo un 20% de té negro. De esta forma, reduces la cafeína a la mitad.
  • Más tiempo de fermentación. A medida que avanza la fermentación, el contenido de azúcar y cafeína se reduce. Si al final tiene un sabor muy ácido, prueba a mezclarla con zumo.
  • Haz tu propio té descafeinado. Remoja hojas de té en agua muy caliente durante 30-60 segundos. Tira el líquido y usa las hojas de té para la kombucha. Gran parte de la cafeína se habrá quedado en el agua, de forma natural.

Precio alto

Un punto negativo de tomar kombucha cada día es su elevado precio. La verdad es que comprar kombucha en las tiendas sale caro.

Es cierto que estás comprando un producto de calidad, pero no todos podemos permitirnos comprar kombucha a diario.

Por esta razón, pienso que lo ideal es hacer kombucha en casa. Así, te sale muy barata. Además, siempre tienes alguna botella en la nevera lista para tomar.

Otra ventaja de la kombucha casera es que puedes saber con exactitud qué ingredientes has usado. La puedes hacer a tu gusto, del sabor que quieras, ¡no hay límites! Por cierto, echa un vistazo a mi sección de recetas, te gustarán.

Conclusión

La kombucha es una gran opción para tomar a diario, por sus beneficios y delicioso sabor. Es mejor que beber refrescos azucarados.

Y si notas cualquier tipo de molestia al tomar kombucha, prueba a beber menos o a dejarla por un tiempo: lo mismo que harías con cualquier otro alimento. Es solo usar el sentido común.

No obstante, recuerda que también es esencial tomar mucha agua. Tanto si bebes kombucha como si no, es importante hidratarse bien.

Por último, quiero dejar claro que la kombucha no es una medicación. No esperes milagros, aunque la tomes cada día. Todas las personas somos distintas. Algunas notamos unos beneficios, mientras que otras tienen beneficios distintos o simplemente no notan nada.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído este ebook

CONSIGUE GRATIS EL EBOOK PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera

SOBRE MÍ

Me llamo Lluís y mi objetivo es que cualquier persona pueda hacer kombucha en casa.

Es una bebida orgánica, baja en azúcar y en calorías. Además… ¡está buenísima!

CONTACTO

Para cualquier duda, comentario, o simplemente saludar… ¡escríbeme! Respondo personalmente a todos los mensajes.


Política de privacidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *