fbpx

Kombucha de Sandía y Chía

Con esta receta conseguirás un sabor de kombucha ligero y refrescante con unos ingredientes ricos en nutrientes. Por un lado tienes los beneficios para la salud de la kombucha: mejora la digestión, aporta energía, mejora el sistema inmune, etc. Puedes verlos todos aquí.

Por otro lado, la sandía proporciona contiene vitaminas A, B6 y C. Además proporciona a tu organismo una gran cantidad de licopeno, antioxidantes y aminoácidos. Finalmente, las semillas de chía también son ricas en antioxidantes y proporcionan fibra, hierro y calcio.

Si sigues las indicaciones de esta receta, harás 1 litro de kombucha. Así pues, necesitarás una botella o recipiente de 1 litro para llevar a cabo la fermentación.

Para elaborar otra cantidad, puedes escalar a la proporción que quieras para hacer más botellas (o menos).

Utensilios

Los utensilios que necesitarás para llevar a cabo esta receta son muy sencillos, aquí tienes la lista:

  • Una botella o recipiente de 1 litro con tapa para fermentar
  • Embudo
  • Colador
  • Tabla de cortar y un cuchillo
  • Licuadora

Ingredientes

Los ingredientes también son muy básicos, con poca cosa obtendrás unos excelentes resultados:

  • Un cuarto de una sandía mediana (o 200ml de zumo de sandía fresca)
  • 1 cucharada de semillas de chía negra orgánicas
  • 700ml de kombucha que haya pasado la primera fermentación

Puedes usar kombucha que hayas comprado en alguna tienda, aunque te recomiendo que sea casera. Tienes la explicación de cómo hacer la primera fermentación en esta guía.

Preparación

  • Si vas a usar una sandía natural, córtala en cuartos y reserva uno de ellos. Los demás guárdalos para hacer más botellas otro día o para comértelos en otro momento.
  • Corta el cuarto de sandía a trozos pequeños, y añádelos a la licuadora. Pícalo bien hasta que sea un puré.
  • Vierte el puré de sandía en un recipiente usando el colador. Aquí tendrás zumo de sandía 100% natural.
  • Añade también las semillas de chía y mézclalo bien. Las semillas de chía se juntarán, así que asegúrate de mezclar bien para que la mayoría se separen.
  • Ahora usa el embudo para poner la mezcla en la botella o recipiente de 1 litro.
  • Añade a esta misma botella los 700ml de kombucha. Después de ponerle el tapón y cerrarlo herméticamente, agítala bien para que todo se mezcle.
  • Deja reposar la botella en algún lugar seco y cálido durante 2 o 3 días y pruébala. Si todavía tiene un sabor demasiado dulce, déjala uno o dos días más. Ten en cuenta que cuanto más alta sea la temperatura, más rápida será la fermentación. Si hace frío, este proceso tomará más tiempo.
  • Por último, cuando la hayas probado y te guste su sabor, te aconsejo que la pongas en la nevera para tomarla fresca. ¡Ya está lista para beber!

Notas

Las semillas de chía se hincharán un poco mientras estén en la kombucha y tendrán una textura burbujeante al beber. Por esta razón, te recomiendo que antes de servir, puedes girar la botella. De esta forma, las semillas se repartirán de manera uniforme.

Para esta receta es mejor que la kombucha se haya preparado con té verde, ya que la sandía es un sabor muy ligero y podría ser dominado si usas té negro.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

portada guía para hacer kombucha en casa

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído esta guía

CONSIGUE GRATIS LA GUÍA PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera