fbpx

¿QUÉ ES UN SCOBY?

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído esta guía

CONSIGUE GRATIS LA GUÍA PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera

Si estás descubriendo la kombucha, te habrás preguntado qué es un scoby. Pues bien, un scoby es una colonia simbiótica de bacterias y levaduras. Es de aspecto gelatinoso, y se encarga de convertir el té en kombucha.

Cada vez que preparas kombucha, se produce un nuevo scoby. Básicamente, se puede considerar como el medio a través del cual se reproduce la kombucha.

Es similar a la forma en que se hace el pan. La masa madre es un conjunto de levaduras que deben «alimentarse» con agua y harina para acabar produciendo pan.

Es la misma historia. Pero en lugar de harina y agua, los scobys necesitan té y azúcar. Y en vez de producir masa madre, generan kombucha.

Los scobys son nombrados de varias formas: cultivo de kombucha, hongo, iniciador de kombucha, etc. Pero la forma más común es simplemente scoby. Se trata de un acrónimo, del inglés Symbiotic Colony Of Bacteria and Yeast.

Por lo general, con cada nuevo lote de kombucha que prepares, aparecerá un «bebé» hongo en la superficie.

Aspecto y características

A menudo, el «bebé» scoby se juntará al original. Se verá como una capa en la parte superior. Pero si están separados, no hay ningún problema. Incluso si quieres puedes separarlos uno del otro para hacerlos más pequeños.

De esta forma, puedes aprovecharlos para preparar otras botellas de kombucha, o para compartirlos con quien quieras.

Los scobys suelen ser de color beige o crema. Aunque normalmente se vuelven un poco más marrones con el paso del tiempo. Pueden tener variedad de formas, tamaños y colores. Esto depende de la forma en que se prepara la kombucha y los ingredientes utilizados.

¿Para qué sirve?

Mucha gente cree que el scoby se forma en la parte superior del recipiente para crear una barrera entre el líquido y el aire que queda por encima.

Se trata de una manera de «sellar» la kombucha. Se convierte en una capa adicional de protección. Así, evita que la suciedad u otras bacterias malas o microbios entren en contacto con el líquido.

Es normal que la kombucha casera, una vez fermentada y terminada, tenga un poco de gas. Incluso si solo cubres los recipientes con un paño de ropa. A pesar de que no esté cerrada herméticamente, se pueden acumular pequeñas cantidades de dióxido de carbono. De esta forma se convierte en en una bebida gaseosa. Esto es debido a que el scoby crea un «tapón» natural.

El hongo también actúa como «hogar» en el que las bacterias y las levaduras pueden vivir y adherirse. Es posible que veas un poco de levadura marrón a su alrededor.

No te preocupes, es totalmente normal. Esas levaduras son muy beneficiosas para la kombucha.

Por cierto, si quieres hacer kombucha en casa, puedes echar un vistazo a esta publicación para saber cómo conseguir un scoby.

Hacer kombucha sin scoby

En el proceso de elaboración, el scoby solo es una parte del total. Mucha gente cree que es completamente necesario tener uno para poder hacer más kombucha. Pero si te soy sincero, no lo necesitas mientras tengas la suficiente cantidad de té iniciador.

El té iniciador es kombucha que ya ha pasado una primera fermentación. Si conservas una suficiente cantidad, puedes usarlo para elaborar más kombucha, aunque no tengas un scoby.

Puedes separar un poco cada vez que la prepares, y así siempre tendrás suficiente.

En la mayoría de los casos, el té iniciador tendrá suficientes levaduras y bacterias para inocular el té correctamente. Y lo más probable es que termines haciendo crecer un nuevo «bebé» scoby en la superficie de la kombucha, incluso si no utilizaste un scoby al principio.

Por otro lado, si te interesa, es posible hacer un scoby desde cero. Puedes ver cómo hacerlo en esta publicación.

¿El scoby es comestible?

Puedes comerlo si quieres. No está claro si tiene o no mucho valor nutricional (en el supuesto de que lo tenga). Algunas personas piensan que contiene cantidades concentradas de bacterias buenas y levaduras que se encuentran en la kombucha. Otra gente cree que solo es un subproducto del proceso de fermentación. Pero es comestible. Es un poco gomoso y tiene la textura de un calamar cocido. Incluso hay recetas de cocina por internet, como gelatinas o puré. De momento no lo he probado, pero si lo hago en el futuro, ¡pondré aquí mi opinión!

Otros posibles usos

Dado que un nuevo scoby se forma con casi cada nuevo lote que elaboras, es muy posible que después de hacer varios lotes de kombucha, te encuentres con que tienes demasiados.


Entonces, ¿qué se puede hacer con los scobys sobrantes? En primer lugar, te recomendaría que te guardes algunos de repuesto. Por si surge cualquier problema con tu kombucha, para poder seguir haciéndola.

Pero si ya tienes bastantes en reserva y no sabes cómo aprovecharlos:

  • Es orgánico, puedes usarlo de compost.
  • Compártelo con otras personas que quieran hacer kombucha casera.
  • Úsalo para hacer pruebas con ingredientes que no hayas utilizado antes.
  • Se puede obtener «cuero» a partir del scoby, para hacer carteras o monederos. ¡Es posible! Pero todavía no lo he probado.

Kombucha de sabores

También se pueden formar bebés scoby en el recipiente durante la segunda fermentación, cuando se le añade un sabor a la kombucha. Esto sucede especialmente con la fruta fresca, hierbas o purés con pulpa de fruta.

No representan ningún problema, puedes bebértelo directamente si quieres. Si hay demasiada pulpa o sedimentos, o simplemente no te gusta la textura, puedes colarlo y ya está.

La verdad es que no puedes inhibir totalmente el crecimiento de los scobys. Es un proceso natural.

Sin embargo, ten en cuenta que no puedes guardar o volver a usar bebés scoby que ya hayan entrado en contacto con los saborizantes (incluso si son frutas naturales). Pueden deshacerse, y de esta forma degradarían o hasta matarían a los scobys.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

portada guía para hacer kombucha en casa

¡Comparte en tus redes sociales!

SOBRE MÍ

Me llamo Lluís y mi objetivo es que cualquier persona pueda hacer kombucha en casa.

Es una bebida orgánica, baja en azúcar y en calorías. Además… ¡está buenísima!

CONTACTO

Para cualquier duda, comentario, o simplemente saludar… ¡escríbeme! Respondo personalmente a todos los mensajes.


Política de privacidad