fbpx

Kombucha de Pomelo

La kombucha con sabor a pomelo es un clásico para el verano. Ahora que llega el buen tiempo, es el momento ideal para prepararla.

El pomelo complementa el sabor ácido de la kombucha y proporciona un toque refrescante genial. Puedes hacer esta receta y sorprender a tus amigos o familiares, ¡les encantará!

Siguiendo esta receta tendrás 1 litro de kombucha que debes fermentar en una botella con tapa de 1 litro. Si quieres hacer más cantidad, puedes escalar a la proporción que desees para tener más botellas.

Para esta receta necesitarás kombucha que haya pasado la primera fermentación. Porque para añadir el sabor estarás haciendo una segunda fermentación.

Por cierto, quizás te interesa esta guía completa para hacer kombucha en casa. Es totalmente gratis.

Utensilios

Los utensilios que necesitas para elaborar esta receta son muy sencillos. Son los siguientes:

  • Una botella de 1 litro con tapa para fermentar
  • Embudo
  • Colador
  • Tabla de cortar y un cuchillo
  • Licuadora

Ingredientes

Supongo que puedes imaginarte cuál es el ingrediente más importante, ¿no? ¡El pomelo!

  • Medio pomelo
  • 200ml de agua
  • 800ml de kombucha que haya pasado la primera fermentación

Puedes ver cómo hacer la primera fermentación en esta guía.

Preparación

  • Corta el pomelo por la mitad y retira la piel. Pícalo en trozos pequeños para la licuadora.
  • Llena la licuadora con 200ml de agua fría. Añade los trozos de pomelo y activa la licuadora.
  • Vierte el puré de pomelo a través del colador y añádelo a la botella de fermentación.
  • Añade la kombucha a la botella de fermentación. No la llenes hasta arriba. Recuerda dejar un dedo de espacio. Esto ayudará a controlar la carbonatación, cuando vuelvas a abrir la botella así no se derramará.
  • Deja reposar la botella en un lugar seco y cálido durante 2 o 3 días y prueba a ver qué tal está. Si es demasiado dulce, déjala otro día o dos más. Ten en cuenta que cuanto más alta sea la temperatura en tu casa, más rápida será la fermentación. Cuanto más frío haga, más lento puede ser este proceso.
  • Finalmente pon la botella en la nevera para que se enfríe, ¡y a disfrutar!

Notas

Para evitar que la kombucha se derrame debido a la carbonatación, te recomiendo que abras un poco la botella en el segundo día de fermentación. Así dejaras salir un poco de gas.

Por otro lado, si pones la kombucha en la nevera y dejas que se enfríe antes de abrirla, esto también ayudará a controlar que no se derrame.

Si a la kombucha no le quedaba azúcar después de la primera fermentación, no se generará gas con la segunda fermentación. Para solucionar este problema, puedes disolver azúcar o miel en el agua que utilices para hacer la receta.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído este ebook

CONSIGUE GRATIS EL EBOOK PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera