fbpx

¿Los niños pueden tomar kombucha?

Descubre en este post cuáles son los beneficios y los inconvenientes de la kombucha para los niños.

Las madres y los padres quieren lo mejor para sus hijos. Si descubres una nueva bebida y notas sus beneficios, es normal que quieras compartir la kombucha con los niños.

Es una situación muy común, así que hoy vamos a ver si la kombucha es buena para los niños y niñas o no.

La kombucha y los niños

Mucha gente ya sabe los beneficios que la kombucha puede aportar a la salud. Está deliciosa, te hace sentir bien y tu organismo te lo agradece.

Las propiedades de la kombucha son gracias a los probióticos. Estos son unos microorganismos que aseguran una buena digestión. De esta forma, ayudan a tu bienestar general.

Por esta razón, muchas madres quieren compartir los beneficios de la kombucha con sus hijos. Están creciendo y esta bebida puede ayudarles en su desarrollo.

No obstante, también existen dudas sobre los posibles efectos adversos. Se habla de la cafeína y alcohol en la kombucha. Por lo tanto, no está tan claro que la kombucha sea buena para los niños, o cuánta deben tomar.

Alcohol y cafeína en la kombucha

Como te decía, el contenido en cafeína y en alcohol puede preocupar a los padres a la hora de dar kombucha a sus hijos. Hay muchos rumores por internet, es normal que hayan dudas.

¿La kombucha tiene cafeína?

Recuerda que la kombucha se elabora con té, el cual contiene cafeína. Por lo tanto, siempre habrá cierta cantidad de cafeína en la bebida. Da igual si es casera o comprada en la tienda.

Sin embargo, la fermentación elimina más de la mitad de la cafeína en la bebida. Además, si la haces en casa, existen formas de hacer kombucha descafeinada.

¿Cómo hacer kombucha sin cafeína?

Te doy varias opciones muy sencillas, son métodos caseros y naturales:

  • Usa una mezcla de té. Puedes usar un 80% de té verde o blanco, y solo un 20% de té negro. De esta forma, reduces la cafeína a la mitad.
  • Amplía el tiempo de fermentación. A medida que avanza la fermentación, el contenido de azúcar y cafeína se reduce. Si al final tiene un sabor muy ácido, prueba a mezclarla con zumo.
  • Haz tu propio té descafeinado. Remoja hojas de té en agua muy caliente durante 30-60 segundos. Tira el líquido y usa las hojas de té para la kombucha. Gran parte de la cafeína se habrá quedado en el agua, de forma natural.

Y si todavía no sabes cómo hacer kombucha en casa, también te dejo por aquí la guía completa.

¿La kombucha contiene alcohol?

Por otra parte, el contenido en alcohol también es otra duda frecuente. Es la pregunta del millón.

Durante la fermentación, el scoby se come el azúcar y produce una pequeña cantidad de alcohol.

Una vez más, este proceso es necesario. Siempre va haber algo de alcohol en la bebida. Por lo general, la cantidad estará en torno a un 0,5 y 2,5%. Es residual y muy baja, pero debes saber que está presente.

¿Puede afectar a los niños?

Con una cantidad tan baja de alcohol, es casi imposible notar sus efectos al tomar kombucha. Pero ten en cuenta que cada persona es distinta y no nos afecta a todos por igual.

En cuanto a los niños, mi consejo es que apliques el sentido común. Que prueben un poco, y si les sienta bien y les gusta, ¡adelante!

Además, el alcohol depende del proceso de elaboración. Cuantos más días haya fermentado, más alcohol puede tener.

Por esta razón, aquí hay una ventaja al hacer kombucha casera. Puedes controlar todo el proceso. Es decir, es posible reducir la cantidad de alcohol en el producto final.

En resumen

A fin de cuentas, la clave está en la moderación. No hay ningún problema en que los niños tomen kombucha, pero hay que poner ciertos límites. Se trata de tener sentido común.

La kombucha no es un medicamento o una bebida milagrosa. Al fin y al cabo, es un alimento más.

Otra solución es diluir un poco la kombucha con agua o con zumo. Solo recuerda que siempre va a haber una mínima cantidad de alcohol y cafeína.

Puedes probar poco a poco, siempre con moderación, ¡en especial con los niños!

Beneficios de la kombucha para los niños

Como te decía antes, la kombucha contiene probióticos. Estos aportan beneficios a la salud.

En nuestro sistema digestivo tenemos muchas bacterias necesarias para hacer una buena digestión y sentirnos bien. Los probióticos de la kombucha mantienen estas bacterias en equilibrio, generan bienestar.

En el caso de los niños, los probióticos también tienen una gran cantidad de beneficios para ellos:

Suplemento de antibióticos

La kombucha puede servir como complemento para los antibióticos. En especial, para las infecciones de oído y las molestias intestinales.

Es decir, pueden ayudar, pero no son sustitutos de la medicación.

Vitaminas

La kombucha es una buena fuente de vitaminas B y C. Es genial para el desarrollo de los niños.

Además, tomar kombucha de forma habitual ayuda a mejorar el sistema inmune. De esta forma, el cuerpo tiene las defensas más altas.

Otros beneficios

También se dice que los probióticos pueden ayudar a controlar el eccema, una enfermedad de la piel muy común y dolorosa.

Si quieres ver más propiedades de esta bebida, echa un vistazo a esta página.

Por otra parte, recuerda que cada persona es distinta. Tal vez tú notes unos beneficios y yo otros.

No obstante, los probióticos pueden ser buenos tanto para niños como para adultos. ¡Prueba y a ver qué tal te funciona!

Por último, aunque la kombucha puede ayudarte, recuerda que no sustituye la necesidad de medicinas y atención médica. Ante cualquier dolencia o enfermedad, visita un médico o especialista.

Azúcar en la kombucha

Cada vez somos más conscientes del consumo de azúcar y sus posibles problemas. Hay que controlarlo, sobretodo en los niños, para combatir la obesidad infantil y enfermedades.

La kombucha es una gran alternativa a los refrescos azucarados. Tiene un sabor refrescante y con gas, pero es saludable y la dosis de azúcar es mucho más baja.

Los niños que practican deportes suelen tomar bebidas deportivas. Estas tienen minerales necesarios para el cuerpo, pero a veces también contienen mucho azúcar.

La kombucha es una opción genial para darle a los niños una bebida con muchos beneficios para la salud, pero con muy poco azúcar al mismo tiempo.

Es cierto que uno de los ingredientes clave para hacer kombucha es el azúcar. Pero el scoby se come gran parte durante la fermentación, mientras convierte el té en kombucha.

Por lo tanto, cada botella de kombucha contiene algo de azúcar. Pero es una cantidad residual. Con la elaboración casera puedes controlar este nivel.

Cuanto más tiempo fermente, menos azúcar tendrá. Si te pasas, tendrá un sabor ácido, pero la puedes mezclar con zumo.

Conclusión

Como todo en la vida, la moderación es la clave. Si bien la kombucha tiene varios beneficios para los niños, te aconsejo que la tomen bajo control. Hay que tener sentido común.

Si tienes ganas de probar la kombucha, ¡adelante! Te animo a que lo hagas, te encantará. La puedes comprar en la tienda o empezar a hacerla en casa. Es muy fácil, te ahorrarás dinero y podrás hacerla a tu gusto.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído este ebook

CONSIGUE GRATIS EL EBOOK PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera

2 comentarios en “¿Los niños pueden tomar kombucha?”

    1. Hola Alejandra! En principio, la cantidad de alcohol que contiene la kombucha es tan baja, que para dar positivo en un control de alcoholemia deberías tomar muchas botellas de kombucha de golpe. De todos modos, ten en cuenta que el alcohol afecta de forma distinta a cada persona, no todos tenemos el mismo nivel de tolerancia al alcohol.

      Un saludo!
      Lluis – Te de KOMBUCHA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *