fbpx

KOMBUCHA DE ARÁNDANOS Y LIMÓN

¿Necesitas combatir las altas temperaturas? Esta es la receta ideal para ti. Es muy fácil, te tomará poco tiempo y es la mar de refrescante.

La kombucha con sabor a arándanos y limón es genial para tomar con un poco de hielo en verano. Puedes llevar un par de botellas para la siguiente fiesta o barbacoa con tus amigos, ¡les encantará!

Antes de empezar

A continuación te doy varios consejos que te ayudarán:

  • Con esta receta tendrás 1 litro de kombucha, aunque puedes escalar la proporción de los ingredientes para hacer la cantidad que quieras.
  • Para hacer la receta necesitarás kombucha que haya pasado la primera fementación. Te aconsejo que la prepares en casa, ¡es muy sencillo! Te explico cómo hacerlo en esta guía completa.
  • A fin de que la kombucha sea burbujeante, es necesario que todavía quede azúcar en la bebida, ya que es el alimento del scoby. Si no queda azúcar en la kombucha después de la primera fermentación, puedes añadirle un poco de agua con azúcar o miel.

Utensilios

La lista de utensilios que necesitas para elaborar esta receta es corta. Apunta:

  • Una botella o recipiente de 1 litro con tapa para fermentar
  • Embudo
  • Colador
  • Tabla de cortar y un cuchillo
  • Licuadora

Ingredientes

Adivina cuáles son los ingredientes principales para esta receta. Claro, los arándanos y el limón.¡Pero hay algunos más!

  • 30-40 arándanos (un puñado)
  • 3 cucharadas de zumo de limón
  • 800ml de kombucha que haya pasado la primera fermentación. Aprende cómo hacerlo.
  • 200ml de agua fría
  • 4 ramitas de romero. Esto es opcional, para la decoración de la bebida.

Preparación

  • Añade el zumo de limón, el agua y la mitad de los arándanos a la licuadora. Mezcla bien hasta que se convierta en puré.
  • A continuación, pasa el puré por el colador. Después usa el embudo para ponerlo en la botella de fermentación.
  • Ahora añade la kombucha en la botella de fermentación. Te aconsejo dejar 2 o 3cm de espacio en la parte superior de la botella. Así evitarás que la bebida se derrame cuando la abras.
  • Cierra la botella y asegúrate de que el tapón está bien colocado.
  • Deja la botella en un lugar seco y cálido entre 4 y 6 días a temperatura ambiente. Pasado este tiempo, métela en la nevera durante 3 o 4 días.
  • Finalmente, ¡ya está lista para tomar! Pon la kombucha fría en un vaso y añade algunos arándanos, una rodaja de limón y una ramita de romero. Esto es simplemente decorativo, ¡pero le dará un toque genial!

Notas

Para evitar que la bebida se derrame, te recomiendo abrir un poco la botella en el segundo día. De esta forma, dejarás salir un poco de carbonatación. Cuando lo hayas hecho, deja que siga fermentando los próximos días de forma normal.

Además, te aconsejo que esperes a que se haya enfriado en la nevera para abrirla y empezar a tomarla. Esto también ayuda a que no se derrame.

Por otro lado, si a tu kombucha no le quedaba azúcar después de la primera fermentación, no se realizará la carbonatación y no tendrá gas. Para solucionar esto, disuelve un poco de azúcar en el agua que estés usando para esta receta.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído este ebook

CONSIGUE GRATIS EL EBOOK PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera