fbpx

El origen de la kombucha

La kombucha es una bebida que se consume en todo el mundo desde hace miles de años, ¿Alguna vez habías pensado en su origen? En este post vamos a ver quién la inventó.

Se dice que la kombucha apareció en la Antigua China, alrededor del año 220 a.C. De hecho, mucha gente cree que el nombre de esta bebida viene de su supuesto creador, el doctor coreano llamado Kombu.

La leyenda de la kombucha

Según dicen, todo empezó con un simple descuido.

El Dr. Kombu quería hacer un nuevo tipo de medicamento: había usado hojas secas en agua hirviendo y había creado una bebida de color oscuro. A él le gustaba, pero las demás personas se quejaban de su sabor amargo. 

Para mejorar su sabor, Kombu decidió añadir un poco de miel a la bebida. Ya la había usado alguna vez como alimento y también para las medicinas, debido a sus propiedades. 

Así pues, puso miel en la bebida y la dejó en un rincón de su casa, sin taparla. Como te puedes imaginar, pasaron los días y se olvidó de este experimento

Varias semanas después…

Algunos insectos habían entrado en la bebida. Sin embargo, estaba tan ácida que no podían sobrevivir. También había microorganismos vivos, pero no se veían a simple vista. Por esta razón, Kombu no se dio cuenta. 

Finalmente, cuando el Dr. Kombu se acordó de su experimento, vio que había algo flotando. Era gelatinoso… pensaba que la bebida se había puesto mala. Pero no olía mal, no parecía estar en mal estado. 

El doctor decidió llenar un vaso y probarla para salir de dudas. Empezó a beber y tenía un sabor bastante ácido, pero tenía una parte dulce que le gustó. En este momento, se sentó a esperar qué efectos tendría esta nueva creación. 

Pasados varios meses desde que la probase por primera vez, Kombu notó que tenía menos dolores de barriga. Antes se despertaba por las noches con dolor de estómago, pero desde que tomaba esta bebida habían ido desapareciendo las molestias. 

Además, varias personas le habían comentado que su piel se veía más brillante y que tenía un muy buen aspecto. El doctor atribuyó todos estos beneficios a su nueva bebida, la cual empezó a recetar a todos sus pacientes. 

El emperador japonés Inkyo

Más adelante, el Doctor Kombu llevó su bebida al emperador japonés Inkyo, para solucionar sus problemas estomacales. Le gustó tanto que la kombucha se expandió por todo el continente asiático. 

Se dice que los guerreros japoneses llevaban la kombucha a sus batallas, como fuente de energía. Además, iba fermentando mientras se movían de un lado a otro. 

La expansión de la kombucha

Desde la Antigua China, la kombucha viajó por la Ruta de la Seda hasta Rusia, donde se le llamó kvass. 

A partir de este momento, se expandió por toda Europa y fue muy popular hasta la 2ª Guerra Mundial. El racionamiento hizo que el té y el azúcar fuesen difíciles de encontrar, así que cada vez se tomaba menos kombucha. 

Más tarde, en los años ’60, la kombucha volvió a aparecer en Estados Unidos. Desde entonces, su popularidad ha crecido en todo el mundo. 

Hoy en día, cada vez es más fácil comprar kombucha en los supermercados o en los bares y restaurantes. Por ejemplo, en Estados Unidos está por todos lados. Incluso hay “cafeterías” especializadas en kombucha. 

Si tienes curiosidad, puedes echar un vistazo al post que escribí sobre la kombucha en Estados Unidos, cuando hice un viaje a Nueva York. 

Por otro lado, publico fotos en mi página de Facebook y en mi Instagram si encuentro kombucha en algún otro país, cuando estoy de viaje. ¡Dale like a la página para no perderte nada! 

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

portada guía para hacer kombucha en casa

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído esta guía

CONSIGUE GRATIS LA GUÍA PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera

SOBRE MÍ

Me llamo Lluís y mi objetivo es que cualquier persona pueda hacer kombucha en casa.

Es una bebida orgánica, baja en azúcar y en calorías. Además… ¡está buenísima!

CONTACTO

Para cualquier duda, comentario, o simplemente saludar… ¡escríbeme! Respondo personalmente a todos los mensajes.


Política de privacidad

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *