fbpx

Kombucha de Cúrcuma y Limón

En esta ocasión vamos a descubrir una receta con muchas propiedades y beneficios, ¡pero es que además está deliciosa!

Verás que contiene cúrcuma, limón y miel. Estos ingredientes, junto a la kombucha, son muy saludables y tu cuerpo te lo agradecerá.

En cuanto a la cúrcuma, contiene curcumina. Se trata de una sustancia con propiedades antiinflamatorias y antioxidantes. Existen estudios que han demostrado que ayuda a prevenir enfermedades.

Un poco más abajo veremos cuáles son exactamente los beneficios de la cúrcuma para tu organismo.

Por otro lado, el limón y la miel complementan el sabor picante de la cúrcuma y te aportan vitaminas y energía.

Beneficios de la cúrcuma

La cúrcuma es una planta herbácea y tiene su origen en la India. Es muy conocida por sus usos medicinales y culinarios, ya que se le atribuyen multitud de propiedades.

Se dice que la cúrcuma ayuda a prevenir el cáncer de vejiga y de pulmón, así como mejora la sensibilidad a la glucosa y frente a la diabetes tipo dos.

Algunos de los beneficios más importantes de la cúrcuma son los siguientes:

  • Tiene propiedades antiinflamatorias y actúa como analgésico
  • Es cicatrizante
  • Tiene un gran poder detox, ayuda a que tu cuerpo expulse toxinas
  • Ayuda a reducir el nivel de colesterol
  • Contiene bactericidas y antivirales

¿Y los beneficios de la kombucha?

Por otra parte, ten en cuenta que con esta receta también estarás obteniendo los beneficios que aporta la kombucha.

Puedes notar mejoras en el sistema inmune, ayuda a adelgazar, contiene vitaminas y también tiene efecto detox. ¡Y estos son solo algunos de los beneficios!

Si te interesa, aquí puedes ver cuáles son todos los beneficios de la kombucha. Y ahora, después de esta introducción, ¡vamos con la receta!

Utensilios

Aquí tienes los utensilios que vas a necesitar para la elaboración de esta receta:

  • Una botella o recipiente de 1 litro con tapa para fermentar
  • Embudo
  • Colador
  • Tabla de cortar y un cuchillo
  • Una taza o un vaso
  • Licuadora

Ingredientes

¿Ya tienes listos todos los utensilios? Bien, ahora vayamos a por los ingredientes:

  • Medio limón
  • 1 bolsita de té de cúrcuma (si es orgánico, mejor)
  • 1 cucharada de miel
  • 200ml de agua
  • 700ml de kombucha de té negro que haya pasado la primera fermentación

En lugar de usar kombucha comprada en alguna tienda, te recomiendo que la prepares en casa. Te dejo por aquí la explicación de cómo hacer la primera fermentación.

Preparación

  • Pon a hervir los 200ml de agua y añádelos al vaso o la taza que tengas preparado. A continuación, pon el té de cúrcuma en el agua hirviendo y déjalo reposar durante 10 minutos.
  • Corta el limón por la mitad para poder exprimirlo fácilmente. Exprime tanto jugo de limón como puedas en el té cúrcuma.
  • Añade una cucharada de miel en el té cúrcuma. Remueve bien la mezcla hasta que se haya disuelto completamente.
  • Deja enfriar la mezcla a temperatura ambiente. Puedes acelerar este proceso colocándolo en la nevera, pero no es necesario. Esto asegurará que no matas el cultivo de kombucha.
  • Usando el embudo y el colador, vierte la mezcla en la botella o recipiente de 1 litro. Aquí tendrá lugar la fermentación.
  • Añade los 700 ml de kombucha en esta misma botella. Después de taparla con un sello hermético, agítala bien para mezclar todos los sabores.
  • Deja la botella en un lugar seco y cálido durante 2 o 3 días y pruébala. Si todavía está demasiado dulce, déjala uno o dos días más.
  • Ten en cuenta que cuanto más alta sea la temperatura en tu casa, más rápida será la fermentación. Si hace frío, este proceso tomará más tiempo.
  • Finalmente, si la pruebas y ya tiene un sabor adecuado para tu gusto, métela en la nevera. Así se conservará mejor, y podrás tomarla fresca, ¡qué delicia!

Notas

En esta receta he decidido usar té de cúrcuma envasado en bolsitas, para una mayor comodidad. Sin embargo, también puedes usar cúrcuma fresca pelando y rallando. Entonces puedes mezclarla con agua y colarlo, o hervirlo durante 30 minutos y colarlo.

Para la fermentación, te recomiendo dejar un poco de espacio en la parte superior de la botella. De esta forma, evitarás que se derrame en el momento de abrirla.

También puedes abrir un poco la botella cuando lleve un par de días fermentando, así soltará un poco de gas. Incluso mantener la botella fría en la nevera hará que no se derrame cuando la abras.

Por último, me gustaría pedirte que si decides hacer esta receta cuelgues fotos del resultado en nuestra página de Facebook. ¡Así podrás compartir tu experiencia con los demás!

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

portada guía para hacer kombucha en casa

¡Comparte en tus redes sociales!

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído esta guía

CONSIGUE GRATIS LA GUÍA PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera