fbpx

¿CUÁNTA KOMBUCHA BEBER?

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído esta guía

CONSIGUE GRATIS LA GUÍA PARA SABER CÓMO HA CAMBIADO MI ESTILO DE VIDA Y DESCUBRE:

– Puedes ahorrar mucho dinero

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera

Sé que esto no te parecerá una buena respuesta… pero depende. No hay única respuesta para cuánta kombucha beber. Hay que tener en cuenta muchas variables:

La verdad es que esta pregunta es como cuestionarse «¿Cuánta leche debería beber?» Hay muchas variables en juego que pueden determinar la respuesta: si tienes demasiado/muy poco calcio, si eres intolerante a la lactosa, o eres vegano, o la leche está en mal estado, etc.

¿Hay que dosificar la ingesta de kombucha?

En el caso de esta bebida probiótica, creo que la gente tiende a fijarse en la cantidad que debería tomar, como si cierto tipo de «dosis» o beber demasiado pudiese ser perjudicial. La kombucha es un alimento como cualquier otro.
No necesita dosificación porque no es un medicamento.

La conclusión es que solo se trata de un té fermentado. Y al igual que con todos los demás alimentos que consumimos, nos puede afectar a cada individuo de una forma ligeramente distinta. Si aún no lo has hecho, te recomiendo que leas la publicación acerca de las propiedades de la kombucha, para obtener más información al respecto.

También deberías tener en cuenta que cada té está hecho de una forma distinta: el que compres en una tienda será diferente al de otra marca, o si lo haces en casa. Tu cuerpo no tiene por qué reaccionar de la misma forma con distintas kombuchas.

Por eso mismo todos los aspectos que he listado al principio son relevantes. Si estás bebiendo kombucha que no se hizo de la forma adecuada, podría provocar reacciones negativas en tu organismo, y esto sería culpa de quien la haya hecho. (Spoiler: si alguien te ofrece kombucha que fue elaborada en un armario con moho… en fin, mejor no la bebas).

Tomar kombucha por primera vez

Si estás empezando y te preocupa cómo pueda reaccionar tu cuerpo, podrías comenzar bebiendo solo 60-120ml al día. Bebe también, al menos, la misma cantidad de agua con la kombucha, y a ver qué tal te sientes. ¿Te gusta? El siguiente día, prueba a beber 180ml. Otro día, podrías tomar 240ml. Asegúrate también de hidratarte correctamente (aunque todos deberíamos consumir mucha agua, independientemente de si tomamos kombucha o no).

Si te gusta su sabor y te sientes bien, adelante, ¡sigue tomándola!

En mi caso, nunca he tenido ningún efecto negativo al beber kombucha, ya sea comprada o hecha en casa. Y tampoco empecé a tomarla poco a poco, así que no te preocupes demasiado, esto ya depende de cada uno.

Algunas personas afirman que experimentan algunos síntomas «detox», ya que supuestamente el cuerpo se limpia de toxinas (estos síntomas podrían incluir problemas estomacales o dolor de cabeza). Por lo general, son muy leves (en el caso de que lleguen a ocurrir), y en la mayoría de los casos desaparecen. Pero cada persona es diferente, y cada uno tiene un nivel de tolerancia distinto para estas cosas. Así que tienes que decidir por ti, en cuanto a la mejor forma de tomarla, como mejor te siente.

También hay gente que les gusta señalar directamente a la kombucha por ser la novedad, y culparla por un dolor de barriga sin tener en cuenta que podría haberlo causado otra cosa que hayan comido. Imagina que has acompañado el té con una pizza, helado, patatas fritas y un café, y tienes dolor de barriga. ¿Tiene que ser la kombucha la causante? ¿O será por haber comido demasiado? Lo que tendríamos que hacer es tener en cuenta todo lo que estamos consumiendo.

Si quieres evitar el consumo de alcohol…

Existe mucho debate acerca de si la kombucha es una bebida alcohólica o contiene trazas de alcohol. Puedes leer más sobre este tema en esta publicación. Es un apartado especialmente interesante para embarazadas, lactantes o personas que quieran evitar bebidas con alcohol por el motivo que sea.

Considero que es realmente difícil que una kombucha casera llegue al 2% de alcohol, y eso sería el nivel más alto. Esto podría pasar olvidándose una botella hermética fermentando en un coche a alta temperatura durante un mes. Aunque siendo honestos, llegados a este punto, tendría un sabor demasiado avinagrado y sería demasiado gaseosa como para ser potable.

Pero la verdad es que, cuanto más se fermenta la kombucha, es más posible que contenga trazas de alcohol (y aun así, sería una cantidad muy, muy pequeña). Pero solo porque tenga la posibilidad de pasar, no significa que tenga que ocurrir. Depende también de muchos otros factores (incluyendo el scoby con el que se haya hecho, los ingredientes o el entorno…). Algunos scobys no producirán alcohol en absoluto, sin importar el tiempo de fermentación. Otros, con levaduras productoras de alcohol específicas, pueden ser más propensos a producir alcohol.

EMBARAZADAS O LACTANTES

A muchas les gusta beber kombucha, otras prefieren no hacerlo.


ALCOHÓLICOS EN RECUPERACIÓN

Algunos eligen no tomar kombucha porque incluso cantidades ínfimas de alcohol podrían afectarles, ya sea física o mentalmente. Otros prefieren tomarla porque no les perjudica y consideran su sabor y burbujeo como un buen reemplazo de la cerveza o el vino.


NIÑOS Y NIÑAS

Algunos padres y madres creen que es beneficiosa para el estómago de sus hijos. Otros no dejan que la prueben. Es una decisión personal y hay que respetarla.

la kombucha puede contener cantidades mínimas de alcohol

Por otro lado, las personas que estén tomando algún tipo de medicamento que pueda tener efectos nocivos por el consumo de incluso cantidades pequeñas de alcohol, deberían tener toda esta información en cuenta.

Al fin y al cabo, deberías tomar tu propia decisión, teniendo en cuenta toda la información de la que dispones, y basándote en tu propio cuerpo.

Consumo de azúcar y diabetes

Vuelta a lo mismo. Esto depende de lo sensibles que sean tus niveles de azúcar en la sangre. Generalmente, la kombucha no contiene más azúcar que otros zumos de fruta que pueden encontrarse en el mercado (y a menudo tiene mucho menos). Y lo bueno de la elaboración casera es que sabes exactamente la cantidad de azúcar que añades. Además, durante el proceso de fermentación, las levaduras se comen el azúcar, así que quedará muy poco.

Por supuesto, aún quedará algo de azúcar residual en el producto final, pero si me dan la opción de tomar un refresco (o incluso un refresco light cargado de químicos) y una botella de kombucha… creo que la kombucha es mejor opción. Pero esa es mi opinión personal.

Conozco gente con diabetes que consumen kombucha de elaboración casera diariamente. Les da energía y les ayuda a reducir sus antojos de azúcar y bebidas con gas. Han encontrado la alternativa perfecta a los refrescos enlatados.

En resumen

En última instancia, depende de ti cuánta kombucha quieras beber. Una vez más: escucha a tu cuerpo. Consume lo que te guste y que contribuya a tu bienestar general.

Finalmente, añado este último párrafo a modo de disclaimer, ya que no hago ningún tipo de declaraciones médicas acerca de la kombucha. Si te preocupa tu salud o tienes alguna duda al respecto, deberías siempre consultarlo con un médico u otro profesional de la salud.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

portada guía para hacer kombucha en casa

¡Comparte en tus redes sociales!

SOBRE MÍ

Me llamo Lluís y mi objetivo es que cualquier persona pueda hacer kombucha en casa.

Es una bebida orgánica, baja en azúcar y en calorías. Además… ¡está buenísima!

CONTACTO

Para cualquier duda, comentario, o simplemente saludar… ¡escríbeme! Respondo personalmente a todos los mensajes.


Política de privacidad