fbpx

¿CÓMO CONSEGUIR UN SCOBY?

No intentes hacer kombucha en casa sin haber leído este ebook

CONSIGUE EL LIBRO DIGITAL, EMPIEZA AHORA A HACER KOMBUCHA Y DESCUBRE:

– Todas las ventajas de hacer kombucha casera

– Mi receta de kombucha, fácil y segura

– Posibilidades infinitas de sabores

– Hábitos de vida saludable

– Puedes ahorrar mucho dinero

Conseguir un scoby es totalmente necesario para hacer kombucha en casa. Te cuento varias formas para obtenerlo, ¡es más sencillo de lo que parece!

Si te has animado a preparar kombucha casera, debes saber que dos de los ingredientes necesarios son:

  • Un scoby
  • Un poco de té iniciador (es kombucha que ya haya sido fermentada)

Por cierto, si todavía estás empezando y no tienes muy claro qué es un scoby… te lo explico en detalle aquí.

Y te preguntarás: ¿cómo los consigo si nunca antes he preparado té de kombucha? Pues verás, es más fácil de lo que parece.

Para el té iniciador, puedes usar un poco de kombucha comprada en alguna tienda. En cuanto al scoby, hay varias formas para conseguirlo. A continuación te doy distintas opciones:

Comprarlo por internet

Hoy en día es posible comprar casi cualquier cosa por internet. Así que hay tiendas online que venden scobys.

Tiendas online

Te recomiendo que busques una web fiable, con opiniones positivas de los clientes. Cuantos más comentarios positivos haya, mejor. En mi caso, lo compré por Amazon y no tuve ningún problema.

Normalmente, si compras un scoby por internet te vendrá también con un poco de té iniciador. Pero si hay demasiado poco, utiliza un poco de kombucha sin sabor comprada en la tienda y te servirá igual para empezar.

Por otro lado, asegúrate de que el scoby tiene un tamaño adecuado. Para que te hagas una idea, unos 10-12 cm de diámetro y medio centímetro de grosor. Que te sirva de orientación, pero no tiene por qué ser exactamente así.

¿Scoby deshidratado?

Sobretodo, evita las webs que vendan scobys deshidratados. Estos tardan mucho más tiempo en fermentar.

Además, si han sido deshidratados serán más débiles. De esta forma habrá riesgo de que aparezca moho en la kombucha que estés preparando. A la larga, no merece la pena.

Piensa que es muy fácil comprar scobys «frescos», así que mejor descarta los deshidratados.

Vinagre como té iniciador

Hay tiendas que recomiendan usar vinagre para la preparación de tu primer lote de kobucha. ¡No lo hagas! Puede ser perjudicial, es uno de los errores más frecuentes haciendo kombucha en casa.

Si el scoby trae instrucciones de usar vinagre, ignóralo. En lugar de eso, compra una botella de kombucha sin sabor en alguna tienda. Utiliza aproximadamente 1 vaso de kombucha por cada 1/4 de de vaso de vinagre que digan las instrucciones.

Grupos de Facebook

Esta es una forma de conseguir un scoby gratis, colaborando con los demás. En Facebook existen varios grupos de gente que hace kombucha casera u otros alimentos fermentados.

En estos grupos se comparten consejos, fotos y experiencias. También responden dudas que puedas tener, ¡son muy interesantes! Además, puedes pedir si alguien que viva cerca de tu zona puede darte un scoby.

Te recomiendo que te unas a nuestro grupo. Podrás preguntar todo lo que quieras o pedir un scoby para empezar.

Cuando haces kombucha en casa, se genera un nuevo scoby con cada lote que prepares. Por lo tanto, acabarás teniendo de sobra. En vez de tirarlos o guardarlos, mucha gente los regala.

Te animo a que más adelante, si te sobra alguno, lo regales también. Así alguien más podrá empezar a preparar kombucha.

Amigos o familiares

Esta es quizás la mejor opción para conseguir un scoby. Si conoces a alguien que haga kombucha casera, ¡pídele que te dé uno!

Asegúrate de que esté bien cuidado. Es decir, que haya estado guardado en un tarro limpio, sin haber estado en la nevera y sin vinagre.

La parte buena de todo esto es que seguramente puedes probar su kombucha. Si te gusta el sabor, será que es un buen scoby. Igualmente, puedes preguntarle tus dudas sobre el proceso de elaboración y que te dé algún consejo.

Haz crecer tu propio scoby

Hay un método para crear tu propio scoby. Tal vez no sea la mejor opción, porque puedes conseguir un scoby de calidad fácilemente comprándolo por internet o preguntando por algún grupo de Facebook. No obstante, puedes experimentar y ver qué tal te funciona.

Compra una botella de kombucha sin sabor en una tienda, ponla en un tarro y tápala con un paño de algodón limpio y transpirable. Déjalo reposar durante un mes y se irá formando un scoby. Además, esa kombucha se convertirá en té iniciador y podrás usarla cuando ya se haya creado el scoby.

Si te interesa, puedes echar un vistazo a otra publicación que está completamente dedicada a hacer un scoby desde cero. ¡Te puede servir de ayuda!

Como te decía, hay gente que le ha salido bien. Pero también depende de la marca de kombucha que hayas comprado.

Algunas marcas llevan a cabo un proceso de pasteurización para evitar que se formen scobys en la botella. Entonces, no te podría funcionar este método. Quizás se empezaría a formar un scoby, pero sería débil.

Por otra parte, es un proceso bastante largo. Conseguir el scoby de un amigo o comprarlo por internet es mucho más rápido.

De todas formas, puede ser interesante probarlo si tienes ganas de experimentar. Si lo intentas, envíame un mail a hola@tedekombucha.com para contarme tu experiencia.

¿Hacer kombucha sin scoby?

En realidad es posible hacer kombucha aunque no tengas un scoby. Si tienes la suficiente cantidad de té iniciador, puedes hacerlo.

En la mayoría de los casos, el té iniciador tendrá suficientes levaduras y bacterias para inocular el té correctamente. Así acabará apareciendo un bebé scoby en la superficie del té iniciador, aunque no hayas usado un scoby al principio.

De todas formas, esta opción es más fácil si ya has hecho kombucha otras veces. Porque puedes ir guardando un poco de cada lote que prepares, así tendrás suficiente té iniciador.

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

¡Comparte en tus redes sociales!

SOBRE MÍ

Me llamo Lluís y mi objetivo es que cualquier persona pueda hacer kombucha en casa.

Es una bebida orgánica, baja en azúcar y en calorías. Además… ¡está buenísima!

CONTACTO

Para cualquier duda, comentario, o simplemente saludar… ¡escríbeme! Respondo personalmente a todos los mensajes.


Política de privacidad