fbpx

Combatir la ansiedad y el estrés con kombucha

La kombucha es genial para combatir el estrés y la ansiedad. En este post te cuento 5 formas para conseguirlo.

Miras el calendario y aún no has hecho la declaración de la renta. Tienes mil cosas en la cabeza, se te echa el tiempo encima.

Tu ritmo cardíaco aumenta, los músculos de la cara te empiezan a temblar, se te cae el cabello… bueno, tal vez no sea para tanto. ¡Pero el estrés está a la orden del día!

Los impuestos, las gestiones administrativas o el trabajo son fuentes comunes de estrés. Aunque otros temas como la familia o las relaciones personales también pueden causar ansiedad o estrés.

Incluso el estrés provocado por el amor puede tener efectos negativos sobre tu salud. Pero no te preocupes, ¡la kombucha puede ayudarte!

Esta bebida probiótica tiene muchas propiedades beneficiosas. Por ejemplo, mejora la digestión y el sistema inmune, contiene vitaminas, etc. Puedes leer más aquí.

Además, la kombucha ayuda a reducir los efectos del estrés y la ansiedad. Pero antes que nada, vamos a entender cómo funciona el estrés:

¿Qué es el estrés?

El estrés es un valioso mecanismo de defensa. Cuando aparece una amenaza, tu cuerpo debe afrontarlo dando una respuesta.

El cuerpo libera hormonas: adrenalina y cortisol. De esta forma, aumenta la frecuencia cardíaca, agudiza los sentidos y prepara los músculos para una acción rápida.

Esto es justo lo que necesitas para sobrevivir en la naturaleza. Actualmente en la vida moderna, nos enfrentamos a factores de estrés a diario, pero la mayoría de ellos no son un peligro para nuestra vida.

Por lo tanto, la reacción en exceso de nuestro cuerpo ante el estrés puede ser perjudicial para la salud. A menudo vivimos con un nivel demasiado alto de estrés.

Después de liberar hormonas, cuando el estrés desaparece, el cuerpo queda agotado. Si esto sucede con frecuencia, el resultado puede ser fatiga, confusión mental o incluso depresión.

¿Cómo afecta el estrés a nuestro cuerpo?

Las manifestaciones físicas del estrés pueden variar mucho para cada persona. Puedes ser incapaz de concentrarte o relajarte, tener dificultades para tomar decisiones, notar cansancio, etc.

Por si te interesa, la Organización Mundial de la Salud tiene mucha información disponible aquí.

Es posible tratar los síntomas del estrés con medicamentos. Pero ten en cuenta que ninguna medicina puede «curar» el estrés. Lo único que puedes conseguir es reducir sus efectos.

Por otro lado, existen otras formas de eliminar el estrés: hacer ejercicio, llevar una dieta saludable, estar con los amigos o relajarse en la naturaleza.

Y por si te lo preguntas… ¡la kombucha también ayuda a mejorar el estado de ánimo y reducir el estrés!

A continuación te muestro 5 formas de combatir el estrés y la ansiedad con la kombucha.

NOTA: Recuerda que la kombucha no es un medicamento ni una bebida milagrosa. Si te preocupa tu salud, deberías consultar con un médico o especialista.

1. La kombucha actúa como adaptógeno

Un adaptógeno es una sustancia natural que se clasifica como hierba o derivado de una planta. En este caso, la kombucha es un té fermentado. Para ser adaptógeno, necesita cumplir unas condiciones:

  • No ser tóxico
  • Beneficiar a toda la fisiología, no únicamente a una parte en concreto
  • Normalizar y equilibrar el cuerpo

Otros ejemplos de hierbas adaptógenas son el ginseng o los hongos Reishi. Fortalecen el organismo humano en conjunto.

Además, los adaptógenos son ricos en antioxidantes. Es otra de las formas que tiene la kombucha para reducir el estrés de nuestro cuerpo.

Es decir, la kombucha equilibra el organismo y beneficia a toda la fisiología.

2. La kombucha previene la aparición de úlceras

Se ha demostrado que varias enfermedades de la piel han mostrado una mejoría cuando se aplica kombucha.

Esta bebida tiene propiedades de reconstrucción de la piel. Es debido a las estructuras de celulosa del scoby.

El pH del té tiene un efecto suavizante y tonificante. Por esta razón, muchos productos de belleza contienen kombucha.

Sin embargo, la kombucha también tiene efectos positivos dentro del cuerpo cuando la tomas. Por ejemplo, se dice que ayuda a prevenir úlceras porque mata la bacteria que las produce (h. pylori).

Por otro lado, también mejora el sistema digestivo aumentando la acidez del intestino. Así pues, es una bebida genial para las personas con problemas estomacales.

En resumen, hay muchas enfermedades causadas por el estrés: asma, eccema, úlceras, etc. Recuerda que la kombucha no cura ninguna de ellas, porque no es un medicamento. Más bien devuelve el equilibrio a tu cuerpo para que pueda curarse a sí mismo.

3. Vitamina B y C para reducir el estrés

La kombucha contiene vitaminas B1, B6 y B12, entre otras. Todas estas ayudan al cuerpo a combatir la depresión. También mejoran el estado de ánimo y la concentración.

Por cierto, si te interesa este tema, tengo otro artículo completo hablando de las vitaminas del té de kombucha.

Si te preguntas por qué tomar kombucha te hace sentir bien… las vitaminas B son la respuesta.

Además, la kombucha también tiene vitamina C. Esta elimina la liberación de cortisol, una de las hormonas del estrés.

Unos niveles altos de cortisol contribuyen a la hipertensión, la depresión y la alteración de la claridad mental. La kombucha puede ayudar a prevenirlo.

Por último, ten en cuenta que las vitaminas en la kombucha son muy fáciles de asimilar por tu cuerpo.

A menudo, las vitaminas en los suplementos no son tan fáciles de asimilar. Esto se debe a que no tienen las enzimas que se encuentran en los alimentos.

4. Alternativa al café

Mucha gente decide cambiar el café de la mañana por la kombucha. ¡Se nota una mejora instantánea!

Como te explicaba en otro post, la L-teanina en el té de kombucha contrarresta los efectos negativos de la cafeína.

Puede ser que tomar café te altere demasiado, aumentando tu estrés. Si lo cambias por kombucha, tendrás energía de forma concentrada y tranquila.

5. Trazas de alcohol con beneficios para el cuerpo

La kombucha contiene trazas de alcohol. ¡Pero no te preocupes! Son cantidades muy bajas que ocurren de forma natural. Aumentan la sensación de bienestar y disminuyen el estrés.

De hecho, varios estudios demuestran que el consumo moderado de alcohol tiene beneficios para el cuerpo.

Normalmente, la kombucha tiene entre un 0,3 – 1,5 % de alcohol. Es un resultado natural del proceso de fermentación.

Este bajo nivel de alcohol sirve para reducir la ansiedad y crear una sensación placentera y relajada. Puedes ver más sobre el contenido del acohol en la kombucha aquí.

El alcohol se ha utilizado para fines medicinales durante milenios. Las trazas de alcohol en la kombucha son una buena forma de consumir micro cantidades de alcohol.

De esta forma, nuestro cuerpo recibe los beneficios sin llegar a intoxicarse por ingerir demasiado alcohol.

Así que ya sabes. Sea cual sea la tarea que estés haciendo. Da igual si es la declaración de la renta o cualquier otro trámite… ¡Asegúrate de tener un vaso de kombucha cerca!

Descubre mi mejor guía para hacer kombucha

portada guía para hacer kombucha en casa

¡Comparte en tus redes sociales!

5 RAZONES PARA HACER KOMBUCHA EN CASA

Consigue GRATIS la guía para saber por qué hacer kombucha casera en vez de comprarla en las tiendas.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *